Una esquina muy fotografiada en Madrid

De izquierda a derecha, los emblemáticos edificios Metrópolis y Grassy en la ciudad de Madrid, España.

Una de las fotografías más comunes de turistas y locales en la ciudad de Madrid es la del edificio Metrópolis y el edificio Grassy. El primero fue inaugurado en 1911, de inspiración francesa, actualmente se conserva estupendamente, con detalles arquitectónicos y decoraciones originales, de 45 metros de altura con una cúpula de pizarra decorada con relieves cubiertos de 30.000 panes de oro (láminas u hojas finas) de 24 quilates y en donde se encuentran una de las oficinas de Metrópolis Seguros, propietarios del edificio desde 1972. La obra fue diseñadada por los arquitectos franceces Jules y Raymond Février y llevada a cabo por el español Luis Esteve Fernández-Caballero.

Edificio Metrópolis

El acceso a la privilegiada azotea del inmueble es exclusiva para los asistentes de distinguidos eventos empresariales de aforo limitado, presentaciones a prensa, rodajes televisivos y de anuncios publicitarios. Actualmente, según la página oficial del edificio Metrópolis, las oficinas ubicadas en la quinta planta están disponibles para alquiler (¿algún interesado?).

La azotea del edificio es un punto muy deseado por visitantes y amantes de la fotografía, ya que brinda una vista única de la ciudad y la calle de Alcalá, enmarcada por edificios antiguos como el Círculo de Bellas Artes, la Iglesia de San José, el edificio Zurich, Banco de España, el Instituto Cervantes y la emblemática Plaza de Cibeles que se divisa al fondo.

Edificio Grassy

Por otro lado, acompañando al edificio Metrópolis se encuentra el edificio Grassy, que data de 1916 y fue diseñado por Eladio Laredo y Carranza. Lleva su nombre por la antigua relojería de alta gama abierta en su planta baja en 1952 por Alejandro Grassy y desde comienzos del siglo XXI destaca un aviso de la reconocida marca Rolex. Este edificio fue uno de los primeros en construirse al finalizar el primer tramo de la Gran Vía y actualmente alberga oficinas y viviendas, así como un museo dedicado a la relojería.

Conmúnmente, existe la creencia de que Gran Vía comienza en el edificio Metrópolis. Sin embargo, esto es errado ya que su dirección correcta es calle de Alcalá, 39 y es el edificio Grassy el que se ubica en Gran Vía, 1.

Su céntrica locación es de importante interés turístico y es un paseo imperdible para conocer el objeto de admiración de muchos madrileños.

Madrid nocturna

Comments

comments

Deja un comentario